El otro dia me puse a pensar en este tema, creo que apareció en mi cabeza porque ultimamente me he suscrito a algunas cuentas de twitter de personal branding y también por los articulos que publica The Muse.
¿No conoces The Muse? A mi me gusta bastante…te dejo algunos ejemplos interesantes.
4 soluciones rapidas que harán que todos respondan a tus emails
5 signos claros que muestran que tienes un trabajo tóxico
Sigue actulizad@ en tecnologia con esta táctica única

Vuelvo al tema.
Estaba yo pensando en una posible entrevista de trabajo, qué preguntarian, qué responderia yo…
Cuando de repente, me vi en una sala de reunión, con un tipo que me preguntaba…

– Entonces…cuales diria que son sus debilidades?
(en esta entrevista de trabajo me hablaban de usted..)

¿Qué le dije yo?
– Pero…¿Aún haceis esa pregunta?

Todo es relativo

A medida que han pasado los años me doy cuenta que he llegado a un punto en el que relativizo casi todo.
Así que las debilidades también son relativas.
Y las fortalezas

Imagina que la respuesta es, que soy un poco caótica, por ejemplo 😀

Si la persona con la que al final trabajo (porque consigo el curro) es muy metódica, mi definición de un poco caótica se le va a quedar muuuuy corta.

Si la persona con la que trabajo, es más caótica de lo que soy yo, pensará que soy demasiado recta.

Si la persona con la que trabajo sabe que en todo caos existe un espacio para la creatividad, y en este trabajo se necesita creatividad (sino no estaria teniendo esta entrevista!) entonces lo verá normal.

En fin…reflexiones a las que llega una, durante la hora de camino a casa, desde el curro…